Herramientas y accesorios

Piedras pintadas para jardín

Piedras pintadas para jardín

Autor:

Las piedras pintadas son ideales para decorar nuestros jardines y además podremos pasar un buen rato realizando estos trabajos de manualidades.

Las piedras pintadas dan un toque artístico y divertido a la decoración de jardines ya que, al no haber dos piedras iguales, se tratan de piezas únicas. Pueden ser diferentes colores, tamaños, formas y no requieren un gran desembolso de dinero porque las podemos recoger de ríos cercanos y pintarlas en casa. Además, si realizamos estos trabajos de manualidades con nuestros hijos lo pasaremos en grande.

Mariquitas en el jardínMariquitas de jardín
Para pintar unas mariquitas de jardín, lo primero que tenemos que hacer es limpiar bien las piedras. Después, con pinturas resistentes al agua en blanco, rojo y negro iremos pintando la mariquita. Tenemos que tener claro que, al estar en exterior, se irán desgastando, por lo que las tendremos que repintar en un futuro.

Caracoles en el jardínCasas de caracol
Un toque más artístico son estas casas de caracol o caracolas en diferentes colores. Normalmente, se suelen elegir elementos propios de la naturaleza para pintar las piedras, aunque, como veremos a continuación, a veces se utilizan elementos fantásticos o propios de cuentos y fábulas.

Casita de jardínCasita de jardín
En esta ocasión se ha utilizado una piedra de mayor tamaño para crear una maravillosa casita de jardín. No tenemos muy claro quienes serán sus habitantes, pero seguro que a los más pequeños les encantará escuchar algún cuento sobre los fantásticos seres que habitan en el jardín: hadas, faunos, gnomos...

Estas piezas, al llevar más trabajo, podemos aplicarle algún barniz para que no se estropee rápidamente la pintura. Para ello, lo mejor es consultar en las tiendas de manualidades por productos específicos para la intemperie.

El gato de AliciaEl gato del jardín
Si tienes talento artístico, puedes optar por diseños más elaborados como este gato de jardín.

El buho de jardínUn búho tallado
Otra opción es utilizar piedras de jardín para decorar pero, en vez de pintadas, talladas o incrustadas como en el caso de este búho. También puede ser que realicemos diferentes composiciones con varias piedras o incluso, que pintemos cada una para formar una sola piedra. Pensad, por ejemplo, en un largo gusano multicolor creado por varías piedras pintadas de diferentes colores cada una.

En definitiva, las piedras pintadas son un buen ejemplo de decoración low cost y DIY, que se pueden colocar en cualquier punto del jardín o de la terraza y con las que sorprenderemos a nuestros amigos con nuestro talento artístico.

Tags relacionados piedras jardín decorar jardín