Herramientas y accesorios

Plantas y hortalizas para cultivar en invernadero

Plantas y hortalizas para cultivar en invernadero

Autor:

Vemos cómo cultivar y organizar las plantas y hortalizas en invernadero. De esta manera, lograremos que estén protegidas de cara al invierno.

En esta ocasión, aprovechando que en el tema central de Bricomanía se ha colocado un invernadero en kit, vamos a introducir diferentes plantas y hortalizas en su interior para protegerlas del frío en invierno.

Plantas y hortalizas en invernaderoSi tenemos la suerte de disponer un invernadero en el jardín, es importante saber que una vez esté instalado el invernadero, hay que colocar una llama anti-hierbas. De esta manera se evita que puedan entrar los rayos del sol y que la hierba crezca y que haya que andar cortando la superficie interior del invernadero. Como en nuestro caso el invernadero tiene una base de madera, se van a ir grapando la malla a estos bloques.

Los invernaderos en el jardín son una buena opción para proteger ciertas plantas que no soportan bien el frío, las heladas o el exceso de agua. Por ejemplo, si tenemos en el jardín plantas crasas o suculentas, se pueden introducir al invernadero para que pasen el invierno y no sufran durante esta época. Además, agrupando bien las plantas e incorporando elementos decorativos en el interior del invernadero, conseguiremos el mismo efecto estético del exterior.

Además de las plantas crasas, otra planta que deberá guardarse durante el invierno en el invernadero es la alegría guineana. Esta planta florece durante todo el verano y una vez llegado el invierno hay que protegerla. Además si logramos que se mantenga durante esta época, podremos realizar esquejes a finales de invierno y así reproducirla.

Plantas y hortalizas en invernaderoOtra opción de cultivo en un invernadero son las hortalizas. De esta manera, se puede crear un mini-huerto invernal en el interior. Las hortalizas que se pueden cultivar son muchas. En nuestro caso vamos a plantar diferentes variedades de lechugas, cebolleta, rúculas y pak choi. Los contenedores elegidos serán altos para que tengan suficiente tierra y espacio para crecer.

Una vez se realice la plantación de las hortalizas, habrá que realizar un riego y gracias a la temperatura que se conseguirá en el interior del invernadero y a los diferentes riegos que se deberán hacer, podremos disfrutar de un mini-huerta.