Herramientas y accesorios

Kits para la siembra de plantas aromáticas

Kits para la siembra de plantas aromáticas

Autor:

Vamos a ver cómo realizar la siembra de algunas plantas aromáticas para cultivarlas en nuestro hogar utilizando diferentes kits.

A la hora de realizar las siembras, al ser las semillas muy pequeñas, muchas veces es complicado lograr que queden a la distancia correcta para que una no ahogue a la hora. Los sets o kits que podemos encontrar hoy en día en el mercado, nos facilitan esta tarea.

Estos kits o sets son muy fáciles de utilizar y nos ayudan a cultivar nuestras propias plantas aromáticas en macetas. Generalmente, suelen tener todo lo necesario para el cultivo: el sustrato, las semillas y el abono.

En el caso de los kits que ya vienen en macetas, lo primero que deberemos hacer es quitar la tapa. Sacaremos las semillas y el abono, y el sustrato que tenemos lo deberemos mezclar con medio litro de agua. Lo dejaremos un tiempo prudente para que el sustrato vaya absorbiendo toda la humedad necesaria.

Una vez se haya hidratado el sustrato, lo introducimos de nuevo en la maceta y podemos comenzar la con siembra de las plantas aromáticas. Como el propio kit contiene un papel con las semillas, colocaremos ese papel en la parte superior y a continuación realizaremos un buen riego. Así las semillas que están en el papel se adhieren al sustrato gracias al agua.

Una vez realicemos la siembra de las diferentes plantas aromáticas, lo ideal es colocar las macetas en un lugar sombrío ya que necesitan suficiente humedad. Además, también es muy recomendable colocar un vidrio sobre ellas para evitar que se deshidrate. Una vez comiencen a aparecer las primeras plantas.

En cada una de estos packs o kits tenemos también el nutriente que deberemos mezclar con el agua de riego. Es un abono orgánico maravilloso para nutrir a estas plantas saludablemente.

Además de estos kits que incluyen la maceta, el sustrato, el abono y las semillas, en el mercado también encontramos otros productos del mismo estilo para realizar una siembra fácil. Un ejemplo de ello son las tiras de papel con semillas. Este tipo de productos son muy útiles para evitar el exceso de densidad de siembra que suele ser muy común al realizar semilleros.