Huerta

Cultivar acelgas

Cultivar acelgas

Autor:

Vamos a ver cómo cultivar acelgas, unas plantas comestibles muy decorativas, fáciles de cultivar y listas para recolectar al cabo de unas semanas de la siembra.

Planta usada: variedades de acelgas

Orientación: sol o sombra parcial

Temperatura: necesita protección en invierno

Cosecha: de primavera a otoño

Tamaño apropiado de recipiente: min. 30 centímetros

Sustrato: universal

Descripción

Las acelgas quedan bien en cualquier decoración. La acelga Ruby tiene las hojas verdes y las pencas rojizas con venas del mismo color, mientras que la Lucullus tiene las hojas verdes y las pencas blancas. Pero ninguna supera las chispeantes pencas rojas, blancas, naranja, amarillo, rosa y morado de la Bright Lights.

Siembra y cosecha

En primavera se comercializan planteles de todas ellas, pero son fáciles de cultivar a partir de semillas de principios a finales de primavera. Aunque también pueden cultivarse en otoño con protección de las heladas. Para cultivar acelgas, planta las semillas a 2,5cm de profundidad en un pequeño tiesto de compuesto. 

Cuando los almácigos tengan ya algunas hojas, trasplántalos a sus propias macetas; replántalos de nuevo cuando sus raíces asomen por los agujeros de drenaje. Riégalas con regularidad, mantén la humedad y protege las plantas del frío. Las semillas de las acelgas tardan de 10 a 12 días en germinar y podrás recolectarlas en tres o cuatros meses. 

Cosecha de tallos y hojas

Las acelgas sembradas en primavera se podrán recolectar al cabo de doce semanas. Recoléctalas cuando las necesites cortándolas de la parte externa de la planta. Si le quitas algunas hojas de vez en cuando estimulas a la planta a producir más. Fertiliza las acelgas en maceta una vez al mes con un abono rico en nitrógeno para mantener las pencas y las hojas sanas.