Huerta

Plantar lechugas en la huerta

Plantar lechugas en la huerta

Autor:

Cuando plantamos lechugas en la huerta lo hacemos en caballones o en banquetas a una altura de 25 centímetros para que las plantas no estén en contacto con la humedad, además de evitar los ataques producidos por hongos.

La lechuga es un cultivo de clima fresco que debe ser plantada en la huerta a inicios de primavera o finales de verano. En altas temperaturas, se impide el crecimiento, las hojas pueden ser amargas y se forma el tallo donde se producen flores, el cual se alarga rápidamente. Fenómeno indeseable llamado espigado al no ser que queramos reproducir la lechuga por semillas. Sin embargo, algunos tipos y variedades de lechuga soportan el calor mejor que otras.

El cultivo de le lechuga requiere un suelo blando, permeable y con abundante materia orgánica. Se suelen hacer semilleros y luego trasplantar los plantones al huerto, en hileras de 30 cm de distancia y 20-30 cm entre plantas. Las lechugas requieren de dos riegos semanales como mínimo, ya que los riegos ligeros frecuentes causan que las hojas desarrollen rápidamente. Un exceso de riego, especialmente en suelos pesados, puede producir enfermedades, crecimiento lento y escaldaduras o quemaduras de los bordes de las hojas.

El atado de las hojas facilita el blanqueo de las mismas y las hace más tiernas. Las lechugas de variedad romana y otras clases de hojas grandes son muy apreciadas en el mercado con las hojas blancas. Ello se consigue atando las lechugas 4 ó 5 días antes de arrancarlas. Hay quien no es partidario de este sistema, ya que con ello el sol no penetra en sus hojas y aunque es cierto que son más apetitosas y crujientes no poseen la fuerza del sol y tiene menos vitamina D.

Plagas de la lechuga
  • Pulgones
  • Orugas verdes
  • Rosquilla negra
  • Minadores (Lyriomiza)
  • Mosca blanca. 
Recolección

Duración del cultivo de 20 a 90 días. En verano en tan solo 20 días están listas para su consumo. Muchos hortelanos no suelen arrancarlas del todo, a no ser que sean muchos en la mesa y la necesidad lo requiera. Sino van sacando las hojas que se precisen y de esta manera se consume más viva y fresca.