Huerta

Plantar tomates en la huerta

Plantar tomates en la huerta

Autor:

Vamos a ver cómo plantar tomates en la huerta de forma sencilla una vez que las tomateras están listas para trasplantarse al suelo, más o menos cuando alcanzan los 15 cm de altura. 

Los tomates los sembraremos en la huerta en hileras dobles de 80 cm de distancia y 50 cm entre plantas, entre las que podemos intercalar plantas como el tagete para evitar las plagas de pulgón. Os recordamos que los plantines de tomates, necesitan mucho riego y una buena exposición al sol. Hay que comprobar que las plantitas se han vigorizado antes de replantarlas y se las riega bien el día antes.

Se colocan en hileras con una separación entre si de 40 cm para los tipos fusiformes y de 60 cm, para las variedades arbustivas; las hileras deberán guardar una distancia de 45 cm. Antes de plantar los tipos fusiformes se clavan cañas o rodrigones de 1,25 m. Se usa a continuación un desplantador, para colocar las plantas en agujeros al lado de las cañas, y se las deja por debajo del nivel del suelo. Se afirma el terreno y se riega bien.

Riego y abono

Las tomateras requieren de un riego regular pero no excesivo; suele ser suficiente con una o dos veces a la semana. Los riegos irregulares causan un desarrollo irregular del fruto y su agrietamiento. Cuando los primeros racimos muestran sus diminutos frutos, se comienza con la aplicación de un abono rico en potasio que se suministra cada semana junto con el agua.

Entutorado del tomate

Cuando las plantas crezcan unos centímetros deben tener una guía para sostenerse porque son muy débiles, cuando están a una altura considerable es preferible sostenerlas con cañas entrecruzadas. Te explicamos cómo hacerlo paso a paso aquí.