Huerta

Cultivo de la chirivía

Cultivo de la chirivía

Autor:

El cultivo de la chirivía es muy popular en las zonas templadas de Europa, ya que esta raíz ha sido alimento básico desde hace siglos y que sorprenderá a más de uno. 

Nombre común: chirivía

Orientación: a pleno sol

Temperatura: resistente a heladas suaves

Cosecha: de otoño a invierno

Sustrato: universal, ligeramente arenoso

Maceta: 20 x 20 x 20cm

Cultivar chirivía

La chirivía se trata de una raíz utilizada como hortaliza, similar a la zanahoria, aunque de un color pálido y de sabor más intenso. Se utiliza para caldos o purés y puede sustituir a la patata, pero con un sabor ligeramente dulce. La chirivía se puede sembrar de forma directa en cualquier momento, ten en cuenta que crecerá hacia el fondo, en un recipiente profundo. El sustrato puede ser universal, ligeramente arenoso, con buena capacidad para retener el agua. 

Se orientan a pleno sol, soportan bien las heladas y tenemos que aportar abono ecológico o compost para mejorar su crecimiento. También se puede añadir un insecticida al sembrar para controlar el gusano del alambre o gusanos grises que se alimentan de raíces. La chirivía se siembra en semillas a dos centímetros de profundidad y debe mantenerse la humedad constante para que germine.  Si las sembramos en primavera recogeremos las raíces en otoño.