Huerta

Proteger la huerta del frío

Proteger la huerta del frío

Autor:

Con la llegada del invierno tendremos que prestarle atención a la huerta para proteger los cultivos que tengamos del frío.

Durante el invierno podemos cultivar algunas verduras y hortalizas, pero deberemos protegerlas del frío. En nuestro caso, tenemos plantas unas acelgas, unas cebolletas y unas lechugas.

Para proteger este cultivo del frío, en el mercado existen unos pequeños invernaderos en kit que se pueden instalar de una manera muy sencilla. El propio kit incluye todo lo necesario para hacer el túnel invernadero.

Para instalar este tipo de invernaderos o túneles lo primero que deberemos hacer es colocar los tubos a modo de arco sobre el cultivo. De esta manera crearemos un pequeño túnel. Sobre estos tubos colocaremos la malla de protección con el plástico que les aportará el calor a las verduras y hortalizas.

Es importante que en las esquinas del túnel invernadero coloquemos algún objeto pesado o lo cubramos un poco con tierra para evitar que el plástico vuele en caso de mucho viento.

Además de proteger la huerta del frío, en invierno es un buen momento para realizar algunos trabajos de mantenimiento para preparar la huerta para futuras plantaciones. Si tenemos algunos restos de cosechas anteriores, es importante eliminarlos.

Una vez hayamos eliminado esos restos, es muy importante abonar el terreno para que la tierra vuelva a tener los suficientes nutrientes para futuras plantaciones. Un buen abono es el estiércol, que hoy en día se comercializa y se puede comprar en bolsas.

Con estos cuidados de la huerta en invierno y su protección contra el frío durante el invierno, podremos seguir cultivando verduras y hortalizas y tendremos el terreno preparado de cara a primavera.