Jardín

Abonar y regenerar el césped tras el invierno

Abonar y regenerar el césped tras el invierno

Autor:

Durante el invierno el césped no ha crecido, en toda la costa mediterránea los céspedes de grama están completamente amarillos. Por ello, en este consejo de jardinería explicamos cómo hay que abonarlo y regenerarlo para que en primavera empiece a lucir todo el verdor y la densidad propia de un buen césped.

Lo primero que hay que hacer es abonar, utilizando siempre abonos de larga duración que van a permanecer activos en la tierra durante tres meses. Una buena idea es realizar un abono con dosificador para que quede un abonado homogéneo. 

Después tendemos que aplicar un recebo. El recebo es una mezcla de turba con arena que viene muy bien para mejorar la textura de la tierra y, por tanto, favorecer un césped denso y sano. La enmienda de recebo es recomendable hacerla al comienzo de la primavera, cuando estamos regenerando todo el césped. 

Es esencial aplicarlo de una forma regular en toda la superficie y después distribuirlo homogéneamente con la ayuda de un rastrillo. Por otro lado, también es importante poner a punto el cortacésped, afilar la cuchilla para que cuando la hierba empiece a crecer podamos realizar un corte limpio.