Jardín

Cuidados del césped en primavera

Cuidados del césped en primavera

Autor:

El césped requiere muchos cuidados y un buen mantenimiento para que esté perfecto. La siega y el abono son dos de los cuidados del césped en primavera que no debemos descuidar.

Dentro de los cuidados del césped en primavera vamos a comenzar hablando de la siega. Tenemos que cortar el césped por lo menos una vez a la semana empezando desde marzo y finalizando en octubre, en invierno bajamos la periodicidad del corte. 

Superficie superior a 200m2

Hay que utilizar un cortacésped de tracción y motor de gasolina. Lo malo de estas máquinas es que, si no tenemos cuidado, al echar la gasolina corremos el peligro de verterla. El combustible crea calvas en el césped puesto que la gasolina quema la hierba. 

Superficie inferior a 200m2

La mejor opción es elegir un cortacésped eléctrico con batería de litio. Estas máquinas tienen una cuchilla rotativa que debe estar siempre bien afilada para que el corte sea limpio y no arranque el césped dejándolo herido. Las máquinas cortacésped suelen llevar acoplado un cesto donde se depositan los restos de la siega. 

Sin embargo, hay otra opción. Si cortamos la hierba asiduamente, cada 5 o 6 días, y quitamos el cesto, toda la hierba que vamos cortando se quedará en la superficie y, al tratarse de materia orgánica, se descompondrá aportando nutrientes y abonando el césped. Hay que evitar segar el césped al mediodía, cuando el sol incide directamente, pues el corte puede hacer que la superficie se queme.

El abonado del césped 

El césped es la parte del jardín que supone mayor cultivo intensivo: lo cortamos semanalmente y  se agotan los nutrientes en esos diez primeros centímetros de raíz. Por tanto, tenemos que asegurarnos de que siempre disponga de suficiente abono

Existen distintos tipos de abono para el césped desde abonos de corta duración o acción inmediata a abonos de larga duración, que duran aproximadamente tres meses. Dentro de este último grupo podemos encontrar abonos con herbicida o sin herbicida. Por último, tenemos los abonos orgánicos, con los que conseguiremos un césped muy ecológico.