Jardín

Arbustos que florecen en invierno

Arbustos que florecen en invierno

Autor:

En esta ocasión, Iñigo Segurola nos hablará sobre los arbustos que florecen en invierno y nos mostrará cómo plantar uno de ellos en nuestro jardín, en concreto una Mahonia.

Cuando llega el invierno, el paisaje de nuestro jardín se suele apagar y desaparecen las hojas de la mayoría de nuestras plantas y árboles. De todas maneras, si queremos tener alguna planta que florezca en invierno, la mejor opción serán los arbustos que florecen en invierno.

Dentro de estre grupo encontramos el acebo (Illes aquifollium). Este arbusto se viste con unas bayas en color rojo muy decorativas durante esta estación. Estas bayas son una importante fuente de alimento para las aves. Otra característica de los Acebos son sus hojas en color verde y con pinchos por toda la periferia. Además entre hoja y hoja, entre las yemas, se pueden observar las futuras flores del invierno próximo.

Otro arbusto es la Nandina doméstica, que tiene unas hojas poco densas, sin crear tampoco una mata muy densa. En cuanto a la altura, puede llegar a alcanzar el metro o metro y medio. Cuando llega el invierno y tras la floración (que será en unos racimos bastantes grandes), se llena de frutos o bayas que adquieren una tonalidad roja dándole mucha vistosidad.

Además de los dos arbustos anteriores, también encontraremos uno que se atreve a florecer en invierno: La Mahonia. Existen distintas variedades, por ejemplo la Mahonia Charity. Este puede llegar a alcanzar los dos metros o dos metros y medio de altura y tiene unas hojas persistentes que al igual que el Acebo, también terminan en pinchos. Otra de sus caracteristicas es su floración invernal que tiene mucho aroma.

A la hora de plantar una Mahonia en nuestro jardín tenemos que tener en cuenta su embergadura, por eso, lo más recomendable será colocarla en la parte trasera. También habrá que incorporar un poco de sustrato antes de plantar el arbusto para mejorar la estructura de la tierra. Además se recomienda incorporar un poco de abono (de dos acciones: acción inmediata y acción prolongada en el tiempo).