Jardín

Efecto óxido para decorar jardines

Efecto óxido para decorar jardines

Autor:

A continuación veremos cómo lograr el efecto oxido para decorar los jardines. ¡No te lo pierdas!

Vamos a analizar un efecto decorativo impresionante que imita el óxido de hierro para decorar jardines. Es una opción muy fácil para darle un toque diferente a un muro, unas escaleras o un estanque de un jardín. En concreto consiste en teñir las superficies de hormigón con sulfatos de hierro

La mezcla que deberemos realizar para lograr ese efecto es agua con sulfatos de hierro, que en realidad es una sal. Se mezcla hasta que se disuelva completamente. La sal al mezclarse con el agua se empieza a oxidar, y al hacer una mezcla homogénea tenemos lo necesario para aplicar en la superficie que queramos.

Esa agua que tenemos hay que ir aplicándola por toda la superficie para que cuando la sal que está en el agua se oxide, el tinte del óxido se quede fijado en el hormigón. Este proceso hay que realizarlo cada tres años aproximadamente.

Al principio, al aplicar el agua con la mezcla, el color que se logra es muy naranja. Esto es debido al exceso de sal que tiene, que al secarse se pone de ese color. Poco a poco hay que ir lavando la superficie y al ir lavando o frotando con un cepillo, vamos a ir eliminando ese exceso de sal. Al eliminar el exceso de sal, el teñido se va agudizando, hasta que el exceso de sal desaparece y se queda la superficie completamente teñida.

Hay que tener mucho cuidado al realizar este trabajo, puesto que la superficie hasta k no libere todo el exceso de sal, va a ser una superficie que va a teñir la ropa. Por ello, hay que utilizar ropa vieja o de trabajo para no tener problemas.

En conclusión, si lo que buscamos es un efecto óxido para decorar jardines, podemos realizar este trabajo y así teñir el hormigón de una manera sencilla.

Tags relacionados jardín ideas jardinería