Jardín

Jardín de invierno con caquis y araucarias

Jardín de invierno con caquis y araucarias

Autor:

Los jardines, durante los meses de invierno, entran en un periodo de reposo. En esta ocasión vamos a conocer un jardín de invierno muy vistoso con caquis y araucarias

Durante los meses de invierno los jardines suelen estar más tristes. Sin embargo, hay muchos árboles y arbustos que aportan bayas que harán que los jardines puedan tener interés durante los meses más fríos. En el jardín en el que nos encontramos hay precisamente dos árboles muy espectaculares que harán las delicias de nuestro.

El caqui 

CaquiEl caqui es un árbol de porte medio que podremos plantar en jardines no muy grandes. Tiene unas hojas de gran tamaño que harán una sombra perfecta y que en otoño adquieren un tono rojizo, lo que hace que sea también muy bonito en esa estación. Aunque lo verdaderamente interesante del caqui son su frutos, de un color naranja radiante, que quedan al descubierto en invierno tras la caída de las hojas.  Es una fruta comestible, de sabor dulce, adorado por ciertos pájaros. Si tenemos césped debajo del caqui tendremos que eliminar los frutos que caigan sobre estos, ya que al podrirse puede estropear la hierba. 

La araucaria 

AraucariaLa araucaria es un árbol de origen chileno que se mantiene perfecto durante todo el año, ya que su forma no varía apenas con las estaciones. Es un árbol cuyas hojas acaban en verdaderos pinchos, así que al plantarlo tenemos que tener cuidado de no dañarnos. Al ser un árbol de crecimiento muy lento su precio es elevado. 

Para cubrir la zona baja de las araucarias se ha optado por cubrirla con loniceras nitida, arbustos de crecimiento rápido muy usados para el arte topiario. En este caso se ha dado al arbusto forma de ola y necesitará entre seis y siete cortes anuales. En este jardín de invierno también hemos encontrado el fruto del liquidámbar, que solo es visible en invierno.