Jardín

Procesionaria del pino, ¿cómo actuar ante ella?

Procesionaria del pino, ¿cómo actuar ante ella?

Autor:

La procesionaria del pino es una oruga que ataca a todas las especies de pinos y cedros, además de ser peligrosa para personas y animales. Vamos a conocer un poco más sobre ella.

 La procesionaria del pino es una oruga gregaria de unos cuatro centímetros de largo con unos pelos de colores variados, cabeza oscura y patas cortas. En su formato adulto se convierte en una mariposa nocturna y sus huevos se encuentran en los pinos. La procesionaria del pino es especialmente peligrosa por sus pelos urticantes, sobre todo en mascotas y niños, causando graves heridas.

¿Cómo detectar la procesionaria del pino?

Lo más fácil es verla. Afecta a todas las especies de pinos y cedros, provocando ramilletes secos a medida que van creciendo. Causan defoliaciones y, en ataques fuertes, pueden frenar el crecimiento de los pinos, aumentar el estrés y favorecer la aparición de otras plagas. 

¿Cómo prevenir la aparición de la procesionaria del pino?

Es recomendable no utilizar las especies de pinos más sensibles en lugares donde habitualmente hay niños y animales. Para prevenir su aparición es recomendable colocar casas para aves depredadoras de las orugas. Los abonos orgánicos facilitarán la recuperación del árbol defoliado. 

¿Cómo curar un árbol afectado por la procesionaria del pino?

En ataques concretos, elimina los bolsones de los árboles. Puedes aplicar tratamientos químicos sobre las orugas más jóvenes, aplicando en las ramas afectadas productos insecticidas específicos para esta oruga.