Jardín

Zona de jardín con plantas en tono rojo

Zona de jardín con plantas en tono rojo

Autor:

A continuación vamos a analizar una zona de jardín que está decorada con diferentes plantas que tienen flores de color rojo.

Las distintas zonas de un jardín se pueden vestir agrupando diferentes plantas que tengan en común el color de las flores. En este caso, vamos a analizar una composición de plantas que está encima de un pequeño muro de hormigón. Esta composición tiene plantas en tono rojo y crea un contraste muy decorativo con el color granate y con el color verde de los tallos.

Si analizamos las plantas de esta zona de jardín en tono rojizo, una de las primeras plantas que podemos apreciar es la dalia. La variedad que se utiliza para vestir esta composición llama la atención por el color rojo intenso que tiene. Además, las flores de esta dalia tienen dos filas de pétalos haciendo que sea aún más llamativa. Este color intenso en rojo contrasta con el color granate del ramaje y de las hojas.

En esta composición floral también se puede apreciar otra variedad de dalia. En este caso, lo más llamativo de esta dalia son la cantidad de filas de pétalos que tiene. Además, estos pétalos tienen un pequeño rizo en su forma creando un efecto decorativo muy interesante. El color rojo de estos pétalos, suele contrastar mucho con los estambres del centro, y cuando la planta va madurando, el color rojizo de los pétalos va perdiendo intensidad logrando un aspecto más elegante.

Además de las dalias, en esta composición floral en color rojo, también encontramos otra planta muy llamativa. Se trata de la canna indica. Esta variedad tiene unas hojas de color granate, casi negras, con un color muy intenso. Cuando las flores están en plena floración tienen un color rojo muy elegante, y una vez pasada la floración, se recomienda eliminar esas flores marchitas para que la planta no pierda energía y pueda seguir floreciendo.

Otra de las plantas que compone este rincón del jardín son las gramíneas. En concreto se trata de la gramínea pennisetum setaceum “rubrum”. Se caracteriza por el color granate intenso de las hojas y por el toque rojizo o granate que adquieren las espigas e. Estas pueden alcanzar los 10-15 centímetros de altura y crean un juego de colores muy bonito al estar a contra luz. El color de las espigas suele ir variando dependiendo del grado de maduración de la planta.

Por último, en este jardín de color rojizo, también hay que destacar una variedad de gaura que tiene un porte muy compacto, las flores tienen un toque rosáceo y los capullos sin abrir tienen un color granate.

Gracias a la combinación de todas las plantas que hemos ido mencionando, se ha decorado una zona de jardín con un marcado toque rojo y granate que le aporta un toque elegante y llamativo al jardín.

Tags relacionados diseño de jardines jardín