Plantas

Schefflera Amate

Schefflera Amate

Autor:

La Schefflera Amate. Si cuidas bien a la Schefflera Amate puede ser una buena amiga para un salón espacioso y luminoso.

CHEFFLERA AMATE

La Cheflera amate es una planta vigorosa de tallo visible, hojas muy grandes y los pecíolos o tallos que aguantan las hojas son muy largos. La Chefflera crece mucho y para mantenerla controlada conviene cortarle la punta para que vaya ramificando. Se realiza una incisión justo por encima de la hoja donde se va a activar una yema latente mientras que el tallo seco se pueden eliminar tranquilamente.

Como es una planta grande tiene un sistema de raíces hermoso que va a agradecer un trasplante. Para trasplantarla se va a utilizar un gran recipiente que imita a la pizarra, de resina, y se va a emplear un sustrato de calidad a base de turba prensada, sin olor y agardable al tacto para trabajar con él.

Aunque es una planta muy vigorosa es necesario abonarla para asegurar que esté sana y las hojas tengan un verde oscuro. Incorporarle abono especial para plantas de hoja verde mezclado con agua del riego, una dosis (la indicada por el productor) una vez al mes es suficiente. Riegos cada 15 días, que la tierra tenga su relativa humedad.

Se colocará en un lugar bien luminoso y espacioso ya que es una planta que busca la luz y ocupa espacio. La planta empezará a crecer buscando la luz, por tanto para evitar la deformidad del crecimiento es importante ir girándola una vez a la semana o cada dos semanas, de esta forma se consigue que todo el perímetro reciba la misma cantidad de luz y que la planta se mantenga erguida sin deformaciones ni crecimientos laterales.

OTRAS PLANTAS ADAPTABLES

Tenemos plantas que se adaptan a cualquier condición, ya sean temperatura frías, cálidas, ambientes secos o húmedos...

  • Plantas acuáticas. Donde podremos encontrar plantas flotantes como el jacinto de agua que se coloca en un estanque exterior cuando aumenten las temperaturas y no haya riesgo de helada y tiende a multiplicarse.
  • Claveles del aire o tillandsias. Son bromelias, plantas que viven en zonas donde la humedad ambiental es muy alta y estas plantas sin necesidad de raíces de lo que absorben por las hojas de la humedad ambiental se alimentan. Se puede encontrar una gama cada vez más amplia en el mercado con distintas texturas y colores, antes teniamos los típicos claves del aire que abundan por toda la cornisa cantábrica.