Plantas

Características de la flor de Pascua

Características de la flor de Pascua

Autor:

Conoce las características de la Flor de Pascua, la planta estrella de la Navidad. En esta ocasión, Iñigo Segurola nos mostrará las características de la Flor de Pascua y los cuidados para que dure todas las fiestas.

Características de la Flor de Pascua

Cuando empieza a florecer las hojas de la Flor de Pascua que están junto a la inflorescencia, estas cambian de color de verde a rojo intenso. La inflorescencia son las pequeñas flores o “pelotitas” que tiene en el centro y las hojas que están junto a ella son las brácteas, las que cambian de color.

En cuanto a la biologia, las flor está compuesta por un lado por estambres. Estos son las pequeñas puntitas que encontramos en las flores o “pelotitas” y es de dónde saldrá el polen para hacer la reproducción sexual de estas flores. El polen caerá sobre el estambre y se realizará esa reproducción.

Cuidado con el látex

Otra de las características de esta flor es el látex blanco. Como todas las plantas pertenecientes a la familia de las Euphorbias, el látex es es muy biscoso, espeso e irritante. Además muchas veces se suele utilizar para quemar las verrugas, de modo que hay que tener mucho cuidado. Con este látex la planta se defiende de animales que quieren alimentarse de ella. Es una de las alergias navideñas más desconocida, pero peligrosa para los alérgicos al latex.

Si plantamos Flores de Pascua, tenemos que utilizar sustrato universal y tener presente que no necesita mucha humedad. Si queremos conseguir que la planta se mantenga en buen estado y con color rojos de cara al año que viene, tenemos que tener en cuenta que la planta necesita saber que los días van creciendo.

De modo que resulta un tanto complicado ya que hay que mantenerla durante un tiempo en un armario para que la planta crea que hay poca luz y luego al sacarla para que crea que hay días con mucha luz y de esta manera empiece a crecer y cambie los colores de la hoja. Es decir, la Flor de Pascua es una planta que si no siente que los días van creciendo no tendrá ese efecto decorativo en tonos rojos que suelen tener en Navidad.

Si plantamos la planta en el exterior después de Navidades, nos volverá a crecer de cara a la época de Semana Santa, ya que notará que los días van creciendo, pero suele resultar muy difícil conseguir mantenerla de cara al año siguiente.