Plantas

Arce japonés

Arce japonés

Autor:

En el programa de hoy nos centraremos en el arce japonés, uno de los árboles más bonitos que puede existir.

Los arces japoneses son árboles de medio tamaño que necesitan mucha humedad, de modo que deberemos de cultivarlos en zonas húmedas. Son muy apropiados para la Cornisa Cantábrica o par aun patio donde no incida el sol del mediodía directamente.

Los arces japoneses son árboles que alcanzan un tamaño medio y los podemos conseguir de hasta cinco metros de altura y también los que no superan el metro de altura. Además existen diferentes tipos y variedades del arce japonés que se suelen diferenciar por el color, tamaño y la forma de sus hojas. Las hojas del arce japonés, suelen tener una forma muy parecida a la planta de la marihuana, pero en este caso, como no tiene alcaloides no coloca.

Dentro de las variedades de arce japonés, podemos encontrar árboles con las hojas en tonos rojos, rosas, verdes o blancas. Las hojas suelen variar en tamaño y forma, y existen algunos árboles con las hojas más estiradas y finas, y otras con las hojas más anchas y grandes. Por ejemplo, en el caso de los acer palmatum, suelen tener las hojas muy partidas y el color suele ser verde tirando a amarillo.

Todo el amplio surtido de variedades y tipos de arce japonés, ocurre por ser un árbol que es muy fácil de hibridarse. Una vez se identifica una variedad, para conseguir mantenerla hay que realizar un injerto, y siempre se injerta la variedad seleccionada sobre un pie de acer palmatum.

Puede ocurrir, que ciertas variedades tiendan a perder la varigación y ciertas ramas y hojas comiencen a coger un color verde en lugar de la variedad injertada. Para no perder esta variedad de arce, deberemos podar las hojas y ramas que veamos que son completamente verdes.

Por último, hay que destacar que el color de las ramas y las cortezas suelen ser muy utilizadas para la decoración. Dependiendo de la variedad, se pueden encontrar en tonos rojos, marrones o verdes.