Plantas

Alocasias de exterior

Alocasias de exterior

Autor:

Dentro de las variedades de alocasias existe un grupo de alocasias de exterior que podemos cultivar en el exterior de los hogares.

Las alocasias de interior tiene ciertas diferencias con las de exterior: no suelen aguantar bien las temperaturas bajas de invierno y en general suelen ser bastantes robustas.

En el caso de las alocasias de exterior, en invierno, y al llegar las primeras heladas, suelen perder toda la hoja. Pero al año siguiente les vuelven a salir sin ningún problema. Además en otoño, cuando todavía no se han producido grandes heladas, es el mejor momento para disfrutar de las enormes hojas que tienen, ya que es el momento en el que alcanzan su mayor esplendor.

Dentro del grupo de las alocasias de exterior, podemos encontrar diferentes variedades que suelen ser clasificadas por el color de sus tallos.

Variedades de alocasias de exterior

Alocasia de tallo verdeAlocasia de tallo verde
Esta variedad de alocasia es la que tiene las hojas con la forma más redondeada y de mayor envergadura. Se caracteriza porque el peciolo o el tallo son completamente verdes. Una vez que las hojas comiencen a marchitarse, habría que cortarlas.

Además también se puede reproducir mediante la división de mata. Para conseguir ese gran tamaño de hojas, se recomienda abonar la planta durante todo el verano. Y para lograr que la planta crezca lo más recta posible hay que ir girando la maceta ya que las hojas buscan la dirección del sol.

Alocasia de tallo rosaAlocasia de tallo rosa
La alocasia de tallo rosa es una variedad de alocasia con un volumen mucho menor, y ramifica mucho más. Las hojas son mucho más pequeñas y más redondeadas. Uno de los aspectos más característicos es el color del tallo, que en este caso tiene un color rosa claro.

Alocasia de tallo rojoAlocasia de tallo rojo
Esta variedad de alocasia se caracteriza por llegar a una altura de metro o metro y 70 centímetros de altura. Al igual que el resto de alocasias necesita mucha humedad y sus hojas tienen una forma mucho más triangular que el resto. El tallo tiene un color rojo y además es muy largo y muy pronunciado, en definitiva, muy decorativo.