Plantas

Composición para principios de primavera

Composición para principios de primavera

Autor:

En esta ocasión veremos un ejemplo para hacer una composición para principios de primavera.

A medida que el invierno va llegando a su fin y comienza la primavera, hay varias plantas que comienzan a florecer. Por ello, en este trabajo de jardinería, vamos a realizar una composición para principios de primavera con ese tipo de plantas.

Una de las plantas que nos anuncia la llegada de la primavera es el siguiente arbusto: membrillero del Japón. Este arbusto puede alcanzar los dos metros de altura, y normalmente, cuando pasa enero y comienzan los primero días buenos en febrero suele comenzar a florecer. La floración es espectacular: tiene un montón de flores y ninguna hoja. Es una planta muy utilizada en Japón para hacer arreglos florales, por la elegancia de la flor.

Para realizar la composición para principios de primavera, una opción es colocar dos membrilleros en el centro. Junto a estos membrilleros, y entre ellos, se puede colocar una gramínea (acorus calamus variegatus).

En las esquinas, se pueden colocar varias azaleas para darle un toque totalmente primaveral. Además, combinarán muy bien con el color rosa del membrillero.

Para la parte delantera, se podrían colocar unas campanulas. Estas plantas son de porte rastrero y semi-pendular y son unas plantas vivaces muy fáciles de reproducirse ya que se auto-semillan ellas mismas.

De esta manera tan sencilla, podremos tener una composición para principios de primavera totalmente colorida. Además, si al hacer la composición utilizamos un contenedor también con un color muy vivo, la composición será perfecta.