Plantas

Cuidados del cotoneaster

Cuidados del cotoneaster

Autor:

Los cuidados del cotoneaster son muy sencillos, y además os mostraremos algunos usos que se le puede dar a este vistoso arbusto. 

Cuidados del cotoneaster

El cotoneaster es un arbusto de dos o tres metros con ramificaciones largas y evidentes. Sus hojas escasas, estrechas, agudas de color verde intenso, contrastan con flores pequeñas rosadas. Sus frutos son de color rojo en invierno. Es un arbusto perfecto para formar macizos, rocallas, seos, taludes, etc. y se cultiva a pleno sol o en sombra.

Es poco exigente en cuanto a la calidad del suelo que necesita, simplemente un sustrato normal, drenado y prospera incluso en suelos secos. El riego regular, en verano un par de veces a la semana, que el terreno quede siempre algo húmedo pero jamás encharcado. Se multiplica por esquejes a finales de verano o por semillas en primavera.

Reproducción de cotoneaster

Y hablando de las semillas, es muy fácil obtener un montón de plantitas nuevas de cotoneaster a partir de un solo arbusto, porque gracias al viento o a los pájaros que van dispersando las semillas, aparecen por cualquier sitio nuevas plantas que han crecido espontáneamente. Sólo tenemos que desenterrarlas con cuidado con una pala, y colocarlas en una maceta para que vayan creciendo y cuando alcancen un tamaño un poco más grande las trasplantaremos al jardín o también las podemos dejar en una maceta grande para colocarla en nuestra terraza.

Decorar con cotoneaster

También podemos colocar algunas plantitas en macetas aptas para cultivar bonsáis, que son macetas muy bonitas de porcelana pequeñas y con muy poco fondo y que iremos podando las raíces y las ramas de la planta como se cultivan los bonsáis. Otra cosa muy interesante que se puede hacer con esta planta tan bonita es cortar unas ramas con estos maravillosos frutos rojos que tiene y colocarlos en un jarrón para decorar cualquier rincón de nuestra casa.