Plantas

Fucsias a prueba de heladas

Fucsias a prueba de heladas

Autor:

Las fucsias, de floración continua entre mediados de verano hasta bien entrado el otoño, es resistente a las heladas. 

Las fucsias son de las pocas plantas de maceta con flor a las que le gusta la sombra. Escogeremos entre elegantes campanillas individuales o racimos de campanillas regordetas, desenfadadas y con curiosos flecos y combínalas con alegrías de la casa y follaje. Se le caen las hojas con las heladas, pero renace en primavera. 

Las fucsias, también conocidas como pendientes de la reina, son altas y elegantes o compactas y floreadas en función de la variedad elegida. La fucsia Genii presenta además un follaje dorado en primavera que se vuelve verde cuando madura. Utiliza sus decorativas hojas y sus coloridos tallos en un llamativo centro junto con heucheras, de hojas de un morado metalizado, plantas cinta y hiedra colgante y disponlo en una maceta adecuada. 

Aunque las resistentes fucsias son mucho más duras que las variedades de arriate, la mayoría pierden la vegetación tras las heladas fuertes, aunque cobran vida de nuevo si se podan en primavera. Verá aparecer brotes verdes en los tallos recortados en cuanto aumente la temperatura. Aproveche para eliminar tallos débiles, dañados o enfermos. Coloque las macetas de fucsias cerca de las paredes de la casa o en un rincón protegido de las inclemencias de los inviernos duros. 

Para tener plantas tupidas

Las fucsias resistentes responden bien a la poda cuando son jóvenes, lo que les da un aspecto arbustivo y más flores. Expurgue el brote más alto con la punta de los dedos cuando hayan brotado ya tres niveles de hojas. Ello hará que crezca más hacia los lados. Corte el brote del resto de las ramas cuando tengan tres niveles de hojas. Según crezca, corte los tallos rebeldes y los chupones para mantener su forma.