Plantas

Cuidados de la buganvilla

Cuidados de la buganvilla

Autor:

La buganvilla es una de las reinas del verano, vamos a ver cuales son los cuidados de la buganvilla para que luzca espléndida en tu jardín. 

La buganvilla tiene su origen en Brasil y es un arbusto perenne que, dependiendo del clima, puede perder las hojas en invierno. De hecho, en climas tropicales florece durante todo el año dando flores de diferentes colores, siendo las más comunes las flores fucsias, naranjas y blancas. Aunque, en realidad, lo que caracteriza a las buganvillas no son las flores, sino las brácteas de colores que están alrededor de estas.

La buganvilla puede alcanzar los ocho metros si la plantamos directamente en jardín, aunque también se puede cultivar en maceta. Eso sí, tenemos que tener en cuenta que sus raíces son muy sensibles y se puede deteriorar con los trasplantes. Requiere un riego ligero pero, a diferencia de la mayoría de las plantas, no necesita mucho abono. De hecho, si abonamos las buganvillas en exceso, no florecerán.

Mediante el guiado iremos dando la forma que queremos a la buganvilla, ya que es muy flexible. Si no trasplantamos las raíces y tenemos un clima templado, sin heladas, veremos que la buganvilla se convierte en un arbusto rudo que no requerirá muchos cuidados. La poda será de mantenimiento, quitando las ramas secas y favoreciendo el guiado. 

Hay que tener cuidado con no mojar las hojas al regar, ya que es propensa a la cochinilla. Si la plaga es pequeña la quitaremos con un trapo o podando la parte afectada. Si aún así no nos deshacemos de ella, tendremos que comprar un insecticida específico. 

Tags relacionados buganvilla Rosa en su jardín