Plantas

Margarita común o mural

Margarita común o mural

Autor:

A continuación vamos a ver las características más llamativas de la margarita común o mural, una flor de primavera y verano que tiene un efecto muy decorativo.

Hoy vamos a hablar de una planta que es una maravilla: es la margarita común o margarita mural. Se caracteriza por tener unas flores pequeñas que crecen de forma espontánea, sobre todo en los muros. Las semillas de la margarita se introducen entre las piedras y de ellas van creciendo las plantas y las flores.Cuando se crea una zona con muchas margaritas de este tipo, el efecto decorativo que se crea es espectacular. Se logran jardines verticales maravillosos en un color blanco y verde. También son perfectas para cubrir suelos, creando un efecto visual muy llamativo. Todo ello ocurre gracias a la impresionante floración que tiene.

La floración de esta margarita pasa por dos fases generales teniendo en cuenta el color de las flores. Primero las flores serán de color blanco, y una vez comiencen a madurar, comenzarán a tener un color rosáceo. La combinación de ambos colores crea unas combinaciones preciosas.

OrtigasSi encontramos alguna mala hierba entre las margaritas es mejor eliminarla. De esta manera no perderemos ese efecto decorativo que tiene. Suele ser habitual que aparezcan ortigas. En este caso, lo mejor es eliminar esas ortigas desde la raíz para que no vuelvan a aparecer. Este tipo de plantas con floración asilvestrada, sutil y de efecto etéreo son tendencia en la jardinería mundial en este momento puesto que se busca seguir esquemas de plantaciones asilvestradas.

Si nos fijamos en concreto en las flores que ya están maduras, veremos que de cada una de ellas se pueden sacar las semillas. Normalmente, gracias al viento esas semillas se suelen propagar de manera natural por los jardines o muros de piedras. Una de las ventajas de estas margaritas es que no necesita apenas ningún tipo de mantenimiento y que tiene una floración espectacular con un estilo rústico muy decorativo.