Plantas

Cuidado de los rosales

Cuidado de los rosales

Autor:

¿Sabes cuáles son los cuidados de los rosales? Desde Novainsectos control de plagas, nos aconsejarán sobre los cuidados que requieren nuestros rosales. Lo vemos a continuación.

La plantación del rosal

Los rosales deben ser plantados en suelos profundos y con una generosa aportación de abono orgánico o de estiércol descompuesto. Las plantaciones de rosales con raíces desnudas se efectúan desde primeros de noviembre hasta casi últimos de abril. Si plantamos en primavera es preferible en terrenos húmedos. 

Antes de plantar el rosal, hay que tomar una serie de medidas previas, quedándonos con 2 o 4 ramas en los rosales matorrales y arbustos, y 2 o 3 ramas en los rosales trepadores, y cortados a 10 o 12 cm del centro de injerto. Debemos cortar el rosal muy corto para asegurarnos de su buen agarre. Regando solo una vez nos aseguramos un excelente agarre de las raíces con el suelo.

Condiciones de mantenimiento del rosal

El rosal es una planta favorecida por los rayos de sol, pero ciertas variedades pueden adaptarse a la penumbra. Un deshoje manual se nos antoja una técnica tan sólida y eficiente que no es necesario buscar otras. Con los tratamientos es mejor no pasarse, aunque las hojas estén manchadas, un rosal no va a perecer de eso. Usa las mariquitas si aparecen pulgones, ellas están para restablecer el equilibrio. Todos estos factores son básico para la buena salud del rosal: los cuidados del jardinero, el emplazamiento de los mismos, la luz, el tamaño de la planta, el riego, el estiércol, la calidad del suelo, etc. 

Las enfermedades de los rosales, son a menudo debidas a malos cuidados causados por la inexperiencia de los cuidadores. Será una amable tarea que recordemos algunas reglas básicas: 

- Una buena tierra de jardín con aportación de abono invernal o abono de primavera desarrollará fuertemente las raíces y devolverá la vigorosidad al rosal. 

- Un rosal necesita un mínimo de cuatro horas de sol al día, aunque teniendo en cuenta que ciertas variedades prefieran la penumbra.