Plantas

Plantas de temporada que duran poco

Plantas de temporada que duran poco

Autor:

En esta ocasión nos centraremos en analizar las plantas de temporada que duran poco. En concreto, nos centraremos en ver las características más llamativas que tienen este tipo de plantas y los consejos para cultivarlas.

Cuando vamos a una tienda de jardinería a buscar plantas para nuestro hogar, por lo general, las plantas suelen estar divididas en diferentes apartados: plantas de interior, plantas de exterior y una zona con las plantas de temporada. Esta última zona suele ser una de las más llamativas puesto que es en esa zona en donde se podrán encontrar las plantas más apropiadas para cada estación del año.

Las plantas de temporada se caracterizan por ser plantas que pueden ser tanto de exterior como de interior y por lo general, en la mayoría de los casos, las podremos utilizar para ambas zonas (en el caso de algunas, deberán estar bien protegidas si están en el exterior).

Un ejemplo de las plantas de temporada de invierno lo encontramos en las azaleas y los ciclámenes. Ambas plantas, son plantas que se cultivan a la perfección durante el invierno, peor una vez pasado este, suelen estropearse y se suelen utilizar menos. Además, dependiendo de la variedad de cada planta, también puede varias la época de la floración. Por el contrario, al inicio de la primavera, las plantas de temporada que más suelen abundar suelen ser las cinerarias.

Estas plantas de temporada, son plantas que florecen mucho en ese periodo concreto pero luego duran muy poco una vez pasada la floración principal. Es decir, una vez pasada la floración, la mata se suele quedar inservible y por eso este tipo de plantas de temporada que duran poco se suelen utilizar en un corto periodo de tiempo.

En estos casos, como son plantas que van a durar durante un periodo corto de la temporada en la que estemos, el proceso para cultivarlas en casa puede ser el de colocarle un recipiente embellecedor. Es decir, en lugar de realizar un trasplante a una nueva maceta después de adquirir la planta en la tienda, se pueden utilizar recipientes o embellecedores acordes al color de la planta o acorde a la decoración del hogar. De esta manera, una vez haya pasado el momento de floración de esa planta, podremos volver a colocar una nueva en su lugar de una manera sencilla y sin necesidad de realizar plantaciones.

Así todo, a pesar de tener un periodo corto de duración, no se deberán dejar de lado los cuidados necesarios que tiene la planta para lograr que la floración sea lo más larga posible.