Plantas

Qué hacer si tu gato se come o destruye las plantas

Qué hacer si tu gato se come o destruye las plantas

Autor:

Muchas veces nos habéis preguntado qué hacer si vuestro gato se come las plantas, pues hoy Iñigo Segurola nos da una solución. 

Sois muchos los que nos comentáis que las plantas no aguantan los envites de vuestros gatos y es que, efectivamente, cuando un gato está encerrado en un piso puede llegar a aburrirse y dedicarse a trastear con nuestras plantas. Unos gatos optan por comerse las plantas, porque quieren purgarse, y otros, simplemente, se dedican a jugar con ellas sin pensar en las consecuencias y utilizan la corteza para hacerse la manicura. Entonces, ¿qué hacemos si nuestro gato se come o destroza las plantas de casa?

La primera solución que os proponemos es que tengáis en casa una planta de hierba para gatos. Esta planta, que se puede encontrar en tiendas de animales o supermercados, ayuda a los gatos a purgarse y eliminar las molestias que sienten en el estómago a raíz, sobre todo, de las bolas de pelo. Eso sí, no debemos confundir la hierba para gatos con nébeda o menta de gato (Népeta cataria). Así, los gatos preferirán siempre la hierba de gato al resto de nuestras plantas.

La segunda opción que os proponemos es utilizar plantas con un cierto nivel de toxicidad, como la diafembaquia, una planta venenosa cuya savia contiene oxalato de calcio. Si se muerde cualquier parte de la planta, la garganta se inflama y se pierde la voz durante unos cuantos días. Los animales tienen un sentido especial para la toxicidad de las plantas y no suelen acercarse a ellas. El problema de estas plantas es que tengamos niños, ya que tenemos que evitar que las toquen.

Por último, también os recomendamos que los gatos tengan entretenimientos en casa, como rascadores, que podemos hacer fácilmente en casa. Por ejemplo, en un programa de Bricomanía vimos cómo realizar un rascador para gatos y en Decogarden un juguete de ingenio para gatos. Esperamos que esta respuesta os haya sido de utilidad y ya sepáis qué hacer si vuestro gato se come o destruye las plantas.