Plantas

La planta del cacahuete

La planta del cacahuete

Autor:

Vamos a ver de manera más detallada cómo es la planta del cacahuete y cómo se cultiva y se cosecha este fruto seco.

En el siguiente briconsejo de jardinería vamos a ver cómo se puede cultivar el cacahuete y todo el proceso de desarrollo de este fruto seco. También vamos a descubrir de dónde salen los cacahuetes.

La planta del cacahuete o Arachis hypogaea es una planta leguminosa que necesita ser cultivada en lugares soleados y secos. Para reproducir esta planta es necesario tener unos cacahuetes. Deberán ser cacahuetes naturales (los que se les da a los animales), ya que los cacahuetes tostados no sirven para la reproducción.

Para que la planta del cacahuete se reproduzca bastará con sembrar unos cacahuetes naturales en un poco de sustrato y ubicar la plantación en un lugar que tenga calor y que sea soleado. De esta manera comenzará a desarrollarse la planta, y por lo general, con la llegada de los fríos, la planta comenzará a deteriorarse.

La planta del cacahuete tiene unas flores con una tonalidad anaranjada o amarillenta. Estas flores se suelen marchitar una vez han sido fecundadas. Cuando se produce la fecundación comienza el proceso de generación del cacahuete. El proceso es sencillo; cuando la flor es fecundada aparece un tallo que crece hacia la tierra y se acaba metiendo dentro. Cuando se introducen las puntas de estos tallos es cuando comienza a crecer el cacahuete, siempre bajo la tierra. Por ello, el cacahuete es un fruto seco que crece y se obtiene bajo la tierra.

Para la recolecta de los frutos del cacahuete hay que despojar de tierra la mata de raíces y así podremos observar bien al cantidad de cacahuetes que tiene la planta.

Como la planta del cacahuete es una planta leguminosa, desarrolla una asociación simbiótica con una bacteria que le va a facilitar la fijación del nitrógeno atmosférico. Las plantas que no son leguminosas suelen adquirir ese nitrógeno gracias a la materia orgánica que se descompone. Por el contrario, las leguminosas se producen su propio nitrógeno gracias a las bacterias que viven asociadas en simbiosis en las raíces. Estas bacterias son unos nódulos o bolitas que aparecen en las raíces.

Una vez hayamos extraído los cacahuetes de la mata, podremos introducir las raíces de la planta en la tierra. Al tener las bacterias asociadas a las raíces, estas le aportarán abono a la tierra y la enriquecerán.

Tags relacionados cacahuete plantas de exterior