Plantas

Qué plantas rastreras tienen abundante floración

Qué plantas rastreras tienen abundante floración

Autor:

En nuestro consultorio de jardinería nos preguntan qué plantas rastreras de abundante floración podemos recomendar para vuestros jardines y esta es la respuesta.

Normalmente, las plantas de porte rastrero suelen ser arbustos que se caracterizan por follajes distintos, de hojas más grandes o más pequeñas, pero que normalmente no suelen ser muy floríferas. Ahora sí, existe la uña de gato, conocida también por sus nombres científicos Lampranthus spectabilis o Mesembryanthemum spectabile, que si vives en una zona mediterránea se desarrollará perfecta porque no se va a helar en invierno. Esta planta abre las flores cuando da el sol y es una floración muy abundante y espectacular.

Cuidados de la uña de gato

La uña de gato es originaria de Sudáfrica y pertenece a la familia de las aizoáceas. Son plantas muy populares y frecuentes en los jardines de climas mediterráneos por su porte rastrero y sus flores moradas que cubren el suelo en verano. Aunque acostumbrada a crecer libre por el suelo, también se puede cultivar en macetas. A la uña de gato le gustan los suelos porosos y las temperaturas suaves. Resiste bien la sequía, pero no las heladas. Una vez que las plantas se marchiten deberemos cortarlas y renovar las plantas por esquejes en verano cada tres o cuatro años.

Otras plantas de porte rastrero

Corre corre o rocíoLa corre corre o rocío, también conocida como Aptenia cordiflora, es una planta rastrera suculenta y es una perfecta sustituta del césped. Se desarrolla muy rápidamente, tapizando con sus hojas verdes y carnosas la superficie, y tiene unas inflorescencias de color rosa, aunque hay variedades en rojo o blanco. Si se la riega en abundancia el rosa fucsia en época de floración alegrará el jardín que además quedará libre de malas hierbas.

Euphorbia characiasEsta variedad de euphorbia, la Euphorbia characias, tiene una flor verde amarillenta muy elegante. Además, las bolas de las semillas, al llegar al grado de madurez más alto, explotan y las semillas se esparcen. De esta manera, acaban germinando en el lugar que han caído. Este proceso, es el concepto del jardín en movimiento.