Arte floral

Composición con mimosa sensitiva

Composición con mimosa sensitiva

Autor:

En esta ocasión os mostramos cómo realizar una composición floral para los meses de más frío, y en concreto será una composición con una mimosa sensitiva.

Cuando se acerca el otoño y luego en invierno muchas de nuestras plantas y flores no aguantan las nuevas estaciones. Si hay una planta sensible que podemos tener en nuestro hogar es la mimosa sensitiva. Detecta la intensidad de la luz; así, de día sus hojas se mantienen abiertas y de noche se cierran. También es sensible al tacto y cada vez que algo la roza reacciona cerrando sus hojas.

En definitiva, es una planta curiosa pero no demasiado vistosa, por ello os proponemos que la combinéis con otras llenas de color, con flores rosas, por ejemplo, como el ciclamen o el brezo.

Además la mimosa sensitiva es una planta que la sensibilidad que tiene la convierte en una planta especial. En algunas mansiones se utilizaba para detectar la presencia de ladrones, una alarma vegetal, ya que al mínimo roce cierra sus hojas.

  • Herramientas
  • 1 Mimosa Sensitiva
  • 3 Ciclamen
  • 1 Brezo Calluna
  • 2 Pensamientos
  • Materiales
  • Maceta de resina
  • Sustrato universal
Paso a paso para crear una composición con una mimosa sensitiva

Paso 1
A la hora de sustituir las plantas de verano por las de invierno podemos aprovechar el mismo sustrato, aunque antes de realizar la nueva plantación necesitamos abonar la tierra para aportar los nutrientes necesarios. Una vez que tengamos el sustrato de calidad plantaremos tres ciclámenes de flor rosa.

Paso 2
En el centro de la maceta hacemos un hoyo y colocamos la mimosa sensitiva.

Paso 3
El brezo de flor fucsia adornará el otro costado de nuestra mimosa sensitiva.

Paso 4
Completamos el centro con otra planta que florece en pleno invierno, los pensamientos. Así, la verticalidad de la sensitiva quedará tapizada de color.