Arte floral

Composiciones florales para principios de primavera

Composiciones florales para principios de primavera

Autor:

A pesar de no ser primavera, a finales de invierno podemos comenzar a crear composiciones florales ya que muchas flores comienzan a florecer. Por ello, os presentamos unas composiciones florales para principios de primavera y alegrar los últimos días del invierno.

En ocasiones, a pesar de ser pleno invierno, comienzan a florecer varias plantas para darle la bienvenida a la primavera. Entre ellas encontramos la mimosa o acacia dealbata. Este árbol de porte medio es bastante vigoroso, pero hoy en día podemos encontrar otras variedades mucho más compactas que nos servirán para hacer composiciones florales.

Para realizar nuestras composiciones vamos a utilizar diferentes plantas que a finales de invierno las podemos encontrar en floración. Ente ellas están: las prímulas acaulis, las prímulas obcónicas, la alheli, las clavelinas, las margaritas, los ranúnculos, las campanulas, los narcisos y los jacintos.

Para realizar las plantaciones, se recomienda utilizar un sustrato específico para plantas de flor. De esta manera conseguimos que todas las plantas alcancen todo su potencial de flor.

En cuanto a las composiciones, una de las composiciones puede tener la mimosa en el centro y el resto de las plantas en la perfifería del contenedor. De esta manera le damos un toque de verticalidad gracias a la mimosa y el resto de flores le darán más alegría y color: distintas variedades de prímulas y unos alhelis.

Otra de las composiciones se puede realizar con la plantación de las plantas en un contenedor más bajo y ancho. Por ello, en esta plantación colocaremos distintas flores de temporada: una clavelina, un alheli, unas margaritas bellis perennis en distintos colores, unos ranúnculos, unas campanulas, unos narcisos y unos jacintos.

Para el mantenimiento de ambas composiciones florales tendremos que colocar en el exterior, protegidas de las posibles heladas que todavía pueden quedar en lo que queda de invierno, para que de esta forma dure más la floración. En el agua del riego habrá que incorporar un abono líquido específico para geranios, para que ayude a que estas plantas no paren de florecer y según vaya entrando la primavera las plantas tengan cada vez más flores.