Arte floral

Cómo secar las hortensias

Cómo secar las hortensias

Autor:

Nos encantan las hortensias y queremos disfrutar de ellas todo el año, pero no es posible. Por ello, vamos a ver cómo secar las hortensias para decorar nuestra casa con ellas siempre.

La hortensia es una planta muy común, aunque originariamente procede de Japón. Las flores pueden ser de color rojo, rosa, azul o morado; aparecen en primavera, manteniendo su esplendor hasta finales de verano.  

Se pueden plantar en cualquier época del año, pero necesitan mucha luz indirecta; gustando mucho de las sombras ligeramente resguardadas. Las raíces han de estar permanentemente húmedas, sobre todo en verano. Las hortensias se reproducen por esquejes que recolectaremos en junio. 

El secado de una hortensia

Nos centraremos en el secado de una hortensia, aunque otras flores también se pueden secar de esta manera. La clave del éxito para lograr unas hortensias secas con color y volumen es cortarlas en el momento adecuado. La mejor época es a finales de verano, preferentemente en un día cálido y seco. 

Escogeremos aquellas flores que han comenzado a secarse en la propia planta. Las flores grandes y frescas tienden a marchitarse y a perder todo su volumen. Por otro lado, las flores que se han secado en exceso en la propia planta mantendrán el aspecto, pero perderán todo el color. 

La flor de la hortensia tiene que mantener un color rojo granate en el borde de las hojas, teniendo que estar parcialmente rígida y tiesa. Las cortaremos con el tallo largo y arrancaremos las hojas, ya que estas perjudican al secado de la flor. 

Las colocaremos separadas entre sí para que circule el aire, en un lugar seco y cálido bien ventilado. También es importante ocultarlas del sol, ya que la luz es el mayor enemigo del color. Secándolas en la oscuridad durante un par de semanas, conseguiremos que guarden el color granate o rojizo vivo durante un par de años. 

Tags relacionados hortensia secar flores