Arte floral

Composición floral rústica para exterior

Composición floral rústica para exterior

Autor:

En esta ocasión veremos cómo hacer una composición floral rústica para el exterior. Se trata de una composición floral que incorpora otros elementos decorativos que están algo oxidados.

En la sección floral de este programa de Decogarden, vamos a crear una vistosa composición floral rústica para el exterior, con un toque otoñal. Se trata de crear una zona en la que se combinen diferentes plantas junto con otros elementos decorativos. Estos elementos decorativos se caracterizan por ser elementos que tiene un aspecto antiguo o están un tanto oxidados.

Para comenzar a crear la composición, vamos a crear una sencilla mesa. Para ello, utilizaremos unos caballetes que están oxidados y unos tablones de madera envejecida. Gracias a este aspecto envejecido y al óxido, le daremos un toque diferente y rústico a la composición.

Cuando tengamos la base, vamos a colocar diferentes elementos de cacharrería: regaderas, recipientes, tiestos, antiguas papeleras, etc. Los vamos a colocar de manera aleatoria y crearemos diferentes alturas en la composición.Todos estos elementos tienen un toque metalizado o galvanizado que combinará a la perfección con el toque rústico y antiguo que queremos lograr.

Cuando este ya la mesa con los elementos, toca comenzar con el toque vegetal. Comenzaremos incorporando una planta de incienso. El incienso tiene un toque blanquecino en sus hojas que logrará combinar con el color galvanizado de los adornos.

Además, también vamos a darle un toque otoñal a la composición. Para ello, utilizaremos dos plantas. Por un lado la dodonea o dodonaea viscosa purpurea y por otro lado un carex comans orange. La dodonea es un arbusto que se caracteriza por unas hojas rojizas y el carex, es una gramínea que a medida que llega el frío, sus hojas comienzan a adquirir un color anaranjado.

Además de las plantas que hemos comentado, también se pueden incorporar unas calabazas a la composición. De esta manera aumentaremos ese estilo otoñal y rústico que queremos lograr. Se pueden utilizar calabazas de diferentes tipos, pero las de mayor altura habrá que colocarlas al fondo de la composición.

Para finalizar incorporamos unas viejas sillas que acabarán de completar la composición. De esta manera lograremos que los elementos viejos y oxidados adquieran una nueva función.