Arte floral

Muros verdes, un toque verde en cualquier rincón

Muros verdes, un toque verde en cualquier rincón

Autor:

¿Te imaginas vivir rodeado de plantas y naturaleza sin necesidad de perder espacio? Los muros verdes son tu solución.

Los muros verdes o jardines verticales son la solución a la hora de aprovechar el espacio y poder disfrutar de los beneficios de las plantas. El experto en jardinería y paisajismo Digebis nos da las claves para elegir el que mejor se adapta a tus posibilidades.

Estos últimos años han aparecido en el mercado diseños cada vez más eficientes para crear un muro verde en espacios privados pequeños como estudios, cocinas o por qué no, en despachos profesionales. Los denominados mini gardens verticales o muros verdes modulares son la mejor opción para decorar tanto el interior como el exterior de tu piso o negocio.

Dependiendo de la zona que quieras revestir de verde o flores, te recomendaremos una solución u otra. Si lo que quieres es añadir un sutil toque verde en una esquina o pequeña superficie, opta un mini garden o jardín vertical. Se trata de pequeñas estructuras para menos de diez plantas que se adaptan a estos espacios sin problemas. De hecho, existen mini gardens diseñados para rincones o para el dintel de una ventana.

Otra posibilidad es que quieras forrar una pared o muro con plantas y convertir una superficie de cemento o ladrillo en una atractiva alfombra vegetal. En este caso, lo mejor es construir tu muro verde mediante estructuras modulares pensadas para el cultivo de plantas.  Podrás cubrir toda la pared o solo una sección de manera cómoda y rápida.

No existen plantas predeterminadas para los muros verdes o jardines verticales. Puedes plantar las especies que más te gusten, desde las más tradicionales y decorativas, como geranios o plantas suculentas, o bien, plantas medicinales o condimentos para tus recetas de cocina: menta, perejil, albahaca, cilantro... Y todo aquello que se te ocurra. Quizás te atrevas con fresas, lechugas o escarolas. 

Elige aquellas estructuras o diseños que te faciliten la vida y reduzcan los cuidados al mínimo. Los buenos materiales como el plástico reciclado o los sistemas de riego automático te ahorrarán problemas a la hora de mantener y nutrir tus plantas para que luzcan perfectas.