Plantación y trasplantes

Plantar una hosta

Plantar una hosta

Autor:

En este artículo os enseñamos cómo plantar una hosta. Su nombre no podía ser más bonito, y es que a las hostas se las conoce también como hermosas.

Además de su belleza, estas plantas tienen una ventaja importante: resultan muy fáciles de cuidar. Solo necesitan una zona sombría en nuestro jardín o una terraza orientada al norte. En esta ubicación y cubriendo sus necesidades básicas de riego las Hostas nos deleitarán con sus grandes y exuberantes hojas verdes, más aún si las combinamos con otra planta no menos hermosa: la soleirolia soleirolii o lágrimas de ángel.

Algunos trucos caseros para acabar con los enemigos de las hostas (caracoles y limacos): podemos colocar en la base de la planta un plato con cerveza o extender ceniza sobre la tierra, así nunca pasarán sobre ella y, por lo tanto, no llegarán hasta las hojas.

  • Materiales
  • Macetas de terracota
  • Sustrato ácido espacial para hortensias
Paso a paso para plantar una hosta

Paso 1
Además de su belleza, estas plantas tienen una ventaja importante: resultan muy fáciles de cuidar. Las realzamos con lágrimas de ángel.

Paso 2
Llenamos la maceta con sustrato ácido, especial para hortensias. Comenzamos la composición con una hosta de hojas amarillas con unos toques de color verdoso.

Paso 3
Junto a ella plantamos otra variedad de hosta con hojas de fondo verde y bordes de color amarillo.

Paso 4
Para realzar la tonalidad amarillenta y dar más luminosidad y frescura a nuestra composición combinamos las hostas con una soleirolia soleirolii.

Paso 5
Las grandes hojas verdes de las hostas constituyen un sabroso manjar para los caracoles y babosas, por ello evitaremos el ataque de estos animalillos utilizando de vez en cuando productos específicos. Más vale prevenir que curar.