Plantación y trasplantes

Plantación de hemerocallis

Plantación de hemerocallis

Autor:

Plantación de hemerocallis. El hemerocallis, comúnmente llamado "lirio de un día", es una planta cuya flor es comestible y, tal y como indica su nombre, sólo dura un día.

Estos lirios son plantas vivaces, cuando llega el invierno pierden todo su follaje y sólo quedan las raíces, que se conservan y siguen creciendo bajo tierra. Año tras año la mata se va haciendo más grande y cuando llega el buen tiempo aparecen nuevos brotes y nuevas floraciones. El hemerocallis o lirio de un día es una planta de exterior muy resistente que puede crecer perfectamente en todas las condiciones climáticas de la península.

Hay muchas variedades de hemerocallis, con flores más grandes o más pequeñas y diferentes colores: rojo, amarillo, naranja, rosa...

Antes de plantar los lirios de un día debemos preparar el terreno y según vamos volteando la tierra nos tenemos que asegurar de que esté libre de hierbas no procedentes, como el oxalis. Esta planta hay que arrancarla con mucho cuidado asegurándonos que sacamos el pequeño bulbo que hay en la base, que tiende a extenderse con mucha facilidad. Si no sacamos el bulbo y rotulamos la tierra lo desmenuzaríamos en infinidad de cachos, consiguiendo que el oxalis se expanda por todo el jardín y se convierta en un plaga de muy difícil erradicación.

Volteada la tierra y hechos los hoyos de plantación, vamos a incorporar en cada agujero un poco de sustrato de plantación, para conseguir un mejor arraigue de los lirios, y un poco de abono. Si queremos cosechar sus flores para comerlas tendremos que usar un abono natural.

Tags relacionados hemerocallis lirio plantación