Plantación y trasplantes

Plantar el arce japonés

Plantar el arce japonés

Autor:

Estos árboles compactos son ideales para macetas, donde proporcionan un decorativo enramado en primavera y verano, seguido de un espectacular otoño con hojas amarillo brillante, naranja y rojo. 

Plantación del arce japonés

Cuando plantemos el arce japones buscaremos un lugar en exterior a semisombra, porque un ambiente soleado o seco pueden quemar o secar las hojas. También hay que tener cuidado con las heladas o los vientos fuertes porque tampoco las aguantan y sus hojas pueden marchitarse. 

Para trasplantar el arce al contenedor escogemos un sustrato universal de calidad, aunque si tiene un poco de acidez también le viene bien. Lo importante es que sea una tierra orgánica, bien ahuecada. Realizamos un hoyo en el contenedor y trasplantamos el arce de una maceta a otra. 

Si queremos plantar el arce en una jardinera que tenemos en el patio o jardín el procedimiento será el mismo, mezclando el sustrato nuevo con el viejo. Es importante no dejar las plantas mucho tiempo en el contenedor porque sus raíces tienden a viciarse.

La poda del arce japonés

En este caso, vamos a retirar las ramas finas y dañadas que podemos encontrar en el arce. No es una poda fuerte, porque este tipo de árboles requieren muy poca poda. Simplemente, haremos que las que quedan crezcan con más fuerza.