Plantación y trasplantes

Cestos colgantes, unas cortinas muy originales

Cestos colgantes, unas cortinas muy originales

Autor:

Las plantas colgantes se caracterizan por no tener un tallo erguido y por dar desde las alturas frondosidad a las terrazas, balcones o interiores. Con unos potos y unos cissus plantados en cestos colgantes crearemos unas cortinas muy originales para el hogar. 

En esta ocasión hemos elegido unos tiestos colgantes de fibras naturales para colocar el poto y el cissus. En interior de la maceta viene cubierta por un plástico que deberemos agujerear para conseguir que el agua del riego salga por algún lugar. 

Para comenzar la plantación, lo primero que vamos a hacer es crear una reserva de agua, de aproximadamente dos centímetros, con un poco de arcilla expandida. Después, haremos los cortes al plástico por la línea que nos marca la arcilla. A continuación mezclaremos un sustrato universal con un abono para plantas de porte colgante. 

Repetiremos la misma acción con cada planta colgante. Una opción para regar las plantas de porte colgante es utilizar un sistema de riego por gel. Este sistema permite que la planta regule sus necesidades de agua y además incorpora abono que se libera lentamente.