Plantación y trasplantes

Cultivar lavanda

Cultivar lavanda

Autor:

Conocemos sus características pero, ¿sabes cómo cultivar la lavanda?

Una vez que conocemos las características de la lavanda y sus propiedades medicinales vamos a proceder a cultivar la lavanda. Al tratarse de una planta resistente podemos plantarlas en macetas o directamente en la tierra. Para la segunda opción, haremos una zanja donde plantaremos las lavandas. 

Cuidado de la planta

Mezcla gránulos de fertilizante de liberación lenta en la superficie del sustrato cada primavera, y en verano riega las plantas con frecuencia. En invierno, en caso de plantarlas en maceta, deberás colocar los recipientes sobre una base elevada para que drenen el exceso de agua. Aunque la mayoría de las variedades se pueden dejar fuera todo el año, es conveniente resguardar las más delicadas de las heladas. Vigila también el escarabajo del romero o crisomélido, que le arranca las hojas. 

Poda de la lavanda

Si no podas la lavanda desarrollará una masa de tallos largos, leñosos y feos. Para evitarlo, mantén la planta compacta, espesa y floreciente recortando las hojas viejas cuando se marchitan. Poda la planta a principios de primavera, pero no descabeces los viejos tallos sin hoja ya que no vuelven a salir.