Plantación y trasplantes

Plantar un bambú en un tiesto

Plantar un bambú en un tiesto

Autor:

En esta ocasión vamos a plantar un bambú en un tiesto o contenedor. En concreto, la variedad fargersia Murialae, un bambú de porte contenido.

Los bambúes son plantas que se caracterizan por tener un sistema radicular muy extensivo, por lo que pueden colonizar grandes áreas. Precisamente por esta característica, deberemos tener cuidado a la hora de elegir la variedad de bambú que vamos a plantar.

La fargersia Murialae es una variedad de bambú de porte contenido, cuyas raíces, a diferencia de las de alguna variedad de porte medio, son mucho más cortas y quedan más cerca de la mata central. Este es el tipo de bambú perfecto para plantar y colocar en tiestos.

En nuestro caso, esta planta está pidiendo a gritos ser trasplantada puesto que, como podéis apreciar en el vídeo, ya hay algunas hojas amarillentas, lo que quiere decir que el volumen de tierra que hay en el contenedor no es suficiente para garantizar la vigorosidad y crecimiento de todas las hojas.

Al contrario de lo que solemos hacer con otras plantaciones, con los bambúes no vamos a colocar drenaje porque lo que nos interesa es que la tierra esté en contacto directo con el agua del platillo que pondremos después.

Utilizaremos un sustrato universal de calidad, compuesto principalmente, por turba. Llenamos el tiesto y hacemos un hueco en el centro. Retiramos el viejo tiesto y sacamos la planta. Los bambúes se renuevan año tras año y en primavera es cuando pegan el nuevo tirón. Esta es la forma que tienen de reproducirse, echando nuevos brotes, nuevos espárragos.

A continuación, ponemos el nuevo tiesto sobre un plato en el que no deberá faltar nunca agua, para evitar que se deshidrate. Esta será una de las claves para asegurar el crecimiento y desarrollo de los bambúes. Tampoco olvidaremos añadir, de vez en cuando, un poco de abono para que podamos seguir disfrutando de la textura y el follaje de estas plantas.