Plantación y trasplantes

Plantar lavanda o espliego

Plantar lavanda o espliego

Autor:

En esta ocasión vamos a plantar la lavanda o espliego en el jardín para cubrir una superficie y llenarla así de aroma. 

En nuestro jardín nos encontramos una tierra muy pedregosa a la que, añadiendo un poco de estiércol, se amoldará perfectamente la lavanda o espliego. Estas plantas son muy resistentes y se amoldan fácilmente a los diferentes tipos de suelo. Además, al cultivar la lavanda cerca de los rosales servirá de pantalla contra el pulgón.

La lavanda necesita sol y suelos bien drenados si los plantamos en macetas. El riego debe ser regado con frecuencia en verano y añadiremos fertilizante de liberación lenta en el sustrato cada primavera. Resiste temperaturas mínimas de hasta 15ºC bajo cero por lo que no debemos preocuparnos por ellas especialmente, aunque si están en maceta se pueden resguardar las más delicadas de las heladas.