Plantación y trasplantes

Cuidado y replantado del árbol de Navidad

Cuidado y replantado del árbol de Navidad

Autor:

A continuación veremos los cuidados necesarios para replantar el árbol de Navidad una vez pasadas las fiestas y los cuidados necesarios mientras lo tenemos en el interior.

A la hora de adquirir el árbol de Navidad es muy importante que busquemos un árbol o abeto con un cepellón de tierra grande y compacta, con mucha raíz y preferiblemente en una maceta. De esta manera, nos aseguramos que el árbol se mantenga en perfectas condiciones durante todas las fiestas, siempre y cuando realicemos unos concretos cuidados de mantenimiento.

A pesar de utilizar el árbol de Navidad como elemento decorativo durante las fiestas navideñas, no debemos olvidar que es un ser vivo y que necesita mucha agua y luz. Por este motivo, cuando lo tengamos dentro del hogar durante las fiestas de Navidad, se recomienda colocarlo en un lugar bien iluminado, ventilado y lejos de fuentes de calor como pueden ser las chimeneas o radiadores.

Otro cuidado importante para el árbol de Navidad durante las fiestas navideñas es evitar recargarlo con adornos y luces que lo dañen. Es decir, evitar colocarle demasiados adornos pesados o luces no apropiadas para el árbol. Además, hay que mantener la tierra ligeramente húmeda y vaporizar el árbol diariamente por todo el ramaje con un poco de agua.

Una vez acabadas las fiestas, se recomienda podarlo con el fin de poder conservarlo en la terraza, balcón o jardín de nuestra casa. Lo ideal sería replantarlo en el monte, pero no siempre tenemos la oportunidad de esta última opción.

A la hora de replantarlo en el exterior, bien sea el monte o el jardín, hay que buscar una zona boscosa. Además, hay que cavar un hoyo de tamaño grande y profundo que sea suficiente para introducir las raíces con todo su cepellón. Cuando el árbol de Navidad esté asentado, hay que rellenar el hoyo con tierra y prensarla bien para que el árbol quede perfectamente sujeto. Además, es importante regar abundantemente la tierra tras el plantado. En el caso de reutilizarlo para balcones o terrazas de nuestros hogares, los cuidados serán los mismos: es importante que la tierra esté húmeda y que sea una zona un tanto fresca.