Plantación y trasplantes

Trasplantar un heliotropo

Trasplantar un heliotropo

Autor:

Si trasplantamos un heliotropo al jardín crecerá de forma espectacular, llegando a los 2 metros de altura. En maceta, se quedará en unos 40 centímetros. 

En nuestro caso tenemos trasplantado ya dos heliotropos a una jardinera de obra que, tras cuatro años, han crecido de forma enmarañada inundando todo el patio con su aroma. Sin embargo, en esta ocasión, vamos a trasplantar un heliotropo directamente en la tierra.

A  la sombra de unas palmeras hemos preparado un agujero para trasplantar el heliotropo, se trata de una tierra fuerte y solo necesitaremos incorporar abono líquido cada quince días para que florezca o cada dos meses si es de liberación lenta. Por último, tendremos que regar.

Otra opción es trasplantar el heliotropo a una maceta, que tendremos que regar más a menudo que en tierra. Podéis ver los cuidados completos de los heliotropos en esta ficha de jardinería. 

Imagen: Forest & Kim Starr