Plantación y trasplantes

Cómo trasplantar una buganvilla a maceta

Cómo trasplantar una buganvilla a maceta

Autor:

Ya hemos hablado en ocasiones anteriores de la sensibilidad de las buganvillas a los trasplantes. Por ello, hoy os explicamos cómo trasplantar una buganvilla a maceta con cuidado. 

Para trasplantar una buganvilla a maceta elegiremos un recipiente amplio al que incorporaremos unos trozos de maceta rota para tapar el agujero y favorecer el drenaje. Podemos usar el sustrato que deseemos, en nuestro caso es una mezcla de compost y estiércol. 

Una vez que hemos llenado la mitad del recipiente, trasplantaremos la buganvilla con mucho cuidado y tomando la precaución de no moverla mucho ni desmontar el cepellón. Es conveniente tener preparado el resto del sustrato para movernos lo mínimo posible mientas terminamos de rellenar la maceta. Apretamos con cuidado y aplicamos un riego ligero.