Poda

Cómo regar y podar un bonsái

Cómo regar y podar un bonsái

Autor:

En el vídeo podrás descubrir todos los cuidados y mantenimientos para el bonsái.

Riego

Controlar el riego es muy importante para el correcto crecimiento de los bonsáis. El momento más adecuado para regar un bonsái es cuando veamos que la tierra está seca en la capa superficial. Hay que colocar el bonsái en una bandeja y regarlo a fondo utilizando una regadera de caña larga y una alcachofa de agujeros pequeños. Tendremos que hacerlo por tiempos, regamos un poco y esperamos a que la tierra absorba todo el agua, volvemos a regar y esperamos... Y así sucesivamente hasta que empape bien la tierra y el agua salga por los agujeros de drenaje que tiene la maceta. También podemos regar las hojas y el tronco.

También es aconsejable humedecer la copa del árbol todos los días o cada 2 días utilizando un pulverizador.

Poda

Cuando cortamos un brote fuerte estamos repartiendo la fuerza al resto del árbol. Así podrán desarrollarse mejor las ramas débiles y el árbol crecerá de forma más homogénea. Siempre que los brotes se alarguen demasiado tendremos que realizar una poda sencilla: si se alargan 3 o 4 nudos (distancia entre hojas), habrá que pinzarlos con unas tijeras largas que permitan podar el interior de la copa.

También podemos cortar las ramas que no nos interesen estéticamente, como las que salen directamente del tronco, las que tapan la base...

Los bonsáis se podan siempre que crece el árbol, normalmente en primavera y verano.

Si mantenemos bien podado el bonsáis lograremos mantener las proporciones, que los brotes crezcan de forma ordenada, que la luz llegue bien al interior del árbol y que esté más sano.

Tags relacionados regar podar bonsai