Reproducción

Reproducción por semillas

Reproducción por semillas

Autor:

En otoño la floración de las plantas vivaces suelen legar a su fin, y detrás de esas flores encontramos las semillas que podremos utilizar para la reproducción.

A la hora de reproducir las plantas vivaces, hay que esperar a que finalice la floración y aparezcan las semillas. Para sacar las semillas hay que cortar las cabezas de las flores y guardarlas.

Dentro de las plantas vivaces para reproducir por semilla encontramos la verbena de Buenos Aires (Verbena bonaeriensis) y la equinacea.

Una vez tengamos las cabezas de semillas secas, comenzaremos con la reproducción. El primer paso será sacar las semillas de las cabezas, que al estar secas, con un leve golpecito se caerán solas.

Para hacer el semillero, necesitaremos una caja de poliespan y un sustrato específico para semilleros, que es más ligero que el resto y lleva incorporado una mezcla de turba, materia orgánica y turba.

Las semillas las hay que distribuir sin demasiada densidad, y a continuación hay que taparlas con una capa de sustrato y presionar. Para finalizar hay que realizar un riego ligero por toda la superficie.

Transcurrido un tiempo, cuando empiecen a germinar, habrá que trasplantarlas a pequeños tiestos y a medida que vayan creciendo se plantarán en el jardín.