Reproducción

Recoger las semillas de lechuga

Recoger las semillas de lechuga

Autor:

Si aprendemos a recoger las semillas de lechuga de nuestro huerto urbano nos garantizaremos lechugas durante muchos años.

Según nos enseñan desde COCOPOT huerto urbano, recoger las semillas de lechuga es una tarea muy sencilla que podemos hacer sin complicaciones. Las lechugas son muy fáciles de cultivar, tienen un crecimiento muy rápido y existen variedades diferentes que, si elegimos bien, podemos sembrar y comer lechugas durante todo el año. Lo más normal es que no conozcamos sus flores, pero cuando una lechuga va a producir flor, se alarga perdiendo su aspecto acogollado y desarrollando un tallo central, bastante alto, con hojas y racimos de flores amarillentas. Aquí, encontraremos nuestras semillas para cultivar las lechugas.

Cómo recoger nuestras propias semillas

Para recolectar las semillas de lechuga, seleccionamos las lechugas más bonitas y sanas y las dejamos espigar. Es decir, no las recogemos y dejamos que florezcan. Una vez que las flores están formadas, las cubrimos con una malla mosquitera o con un saco de malla fina para evitar que los pájaros se las coman o se vuelven. Una vez secas y amarillas, las cortamos y las guardamos para que terminen de secar del todo.

Una vez secas, las agitamos boca abajo para que las flores suelten las semillas. Les quitamos las partes externas frotándolas y ya las tenemos listas para guardar. Se deben poner en un recipiente seco y hermético para que conserven bien su poder de germinación, que puede durar entre cuatro y seis años. Las flores de las lechugas dan muchísimas semillas y además puedes guardarlas de cualquier variedad.

A continuación os dejamos una guía para el cultivo de la lechuga muy esquemática. Te la puedes descargar aquí.

Siembra guía lechuga