Reproducción

Cómo reproducir la piña

Cómo reproducir la piña

Autor:

A continuación veremos cómo reproducir la planta de la piña, una planta perteneciente al grupo de las bromelias.

La piña o ananas comosus es una planta de interior que no necesita demasiados cuidados. En general, lo más importante es cultivarla en zonas con mucha luz pero y sitios cálidos, ya que no aguanta bien los fríos. La piña es una planta que crece en las zonas semi-tropicales.

A la hora de reproducir la piña, nos deberemos de quedar con la parte superior o la cabeza. Esta parte, en lugar de tirarla como se suele hacer a la hora de consumirla, habrá que dejarla secar durante unas horas para que pierda la humedad.

Una vez esté seca la cabeza, hay que introducirla en un tiesto con un poco de sustrato y presionar para que quede bien introducida. Después, hay que regarla una vez y colocarla junto a una ventana para que le de la luz exterior. Además, hay que tener en cuenta que no soporta bien las bajas temperaturas. También se le puede hacer un pequeño invernadero para mantener una temperatura cálida, de una manera sencilla: se le coloca un pequeño plástica alrededor. De esta manera, lograremos que la planta comience a tener raíces, sin volver a regalar ya que no aguanta bien el exceso de humedad.

Una vez pasadas dos o tres semanas, las hojas del centro comenzarán a crecer; señal de que la planta a comenzado a tener raíces. La mata de la piña irá creciendo poco a poco llegando a lograr una mata muy grande, y después saliendo un tallo del centro. De este tallo, aparecerá la nueva piña.  De esta manera, lograremos cultivar una nueva planta de piña.