Reproducción

Reproducción de las plantas de colección

Reproducción de las plantas de colección

Autor:

A continuación veremos las diferentes maneras de reproducción de las plantas de colección: esas plantas que son un tanto difíciles de adquirir por su rareza.

A la hora de reproducir las plantas de colección, las podemos hacer de diferentes maneras, con diferentes métodos: el esquejado, la división de mata, división por rizoma y la reproducción por semilla.

Reproducción de las plantas de colección por esqueje

Normalmente al utilizar este tipo de reproducción de las plantas de colección, estas suelen estar bajo una manta térmica que ayuda al crecimiento de las mismas. Al realizar este tipo de reproducción, lo que más necesitan estas plantas es calor, por ello se suele colar esta manta. Con el calor, los pequeños brotes comenzarán a desarrollar las raíces y al salirle las raíces aparecerán los nuevos brotes.

Al realizar la reproducción por esqueje, y una vez que veamos que aparecen los nuevos brotes, será momento de trasplantar la planta a un tiesto mayor. Esto es debido a que la planta ya ha sido enraizada y ya tiene la suficiente fuerza para poder cultivarse en un contenedor mayor.

Además de la manta térmica, es muy habitual ver una pequeña placa sobre un grupo de plantas que son reproducidas mediante esqueje. Esta placa es una trampa biológica y hace que todos los insectos se queden atrapados en ella, pegados en ella.

Reproducción de las plantas de colección por división por rizoma

En este caso, esta reproducción por división por rizomas consiste en que el rizoma o raíz engrosada va acumulando todas las reservas. Entonces se van cortando cachitos de rizoma y se meten en la tierra. Con el tiempo, va enraizando y poco a poco y así logramos reproducir las plantas. Este tipo de reproducción es muy habitual hacerlo en plantas como los iris, los lirios, etc.

Reproducción de las plantas de colección por semillas

Como su propio nombre lo indica, este método de reproducción se hace utilizando semillas de la planta. Estas semillas se plantas y una vez hay germinado hay que ir sacando y separando cada planta y metiendo cada una en un contenedor diferente.

Reproducción de las plantas de colección por división por mata

En este método de reproducción se dividen las plantas en pequeño fragmentos o planteles. Suele ser muy común realizar este tipo de reproducción con las gramíneas. Para la reproducción, se dividen los planteles y una vez divididos se va metiendo individualmente y cuando les salen las hojas, es señal de que ya hay raíces. Una vez se vea que han enraizado, la planta estará preparada para ser trasplantada.