Reproducción

Cultivar jengibre a partir de rizomas

Cultivar jengibre a partir de rizomas

Autor:

A continuación os explicamos cómo cultivar el jengibre a partir de rizomas, una raíz muy fácil de cultivar en maceta. 

En primavera, puedes cultivar el jengibre a partir de los rizomas y pasarlo a las macetas al exterior en verano. Es fácil de cultivar, ya que bastará con comprar raíces frescas, carnosas y frescas, en primavera y cortarlas en trozos de cinco centímetros. Es importante que nos aseguremos que, al menos, cada partición tenga un brote.

Después, bastará con enterrarlos uno por uno a una profundidad de cinco centímetros en macetas con compuesto universal. Los regaremos y los colocaremos en un lugar luminoso. cuando aparezcan los brotes, los pasaremos a una ubicación a pleno sol y, si la maceta era pequeña, los trasplantaremos a una más grande. Abona el jengibre cada quince días añadiendo un fertilizante líquido y ecológico al agua de riego.

Puedes humidificar el jengibre con un atomizador, si el clima es muy seco. Recuerda que el jengibre necesita mucha luz y calor para sobrevivir en invierno, por lo que a finales de verano lo pasaremos al interior. Otra opción es dejar que las plantas se sequen en otoño y cultivar luego las raíces.